PARROQUIA DE SAN JUAN DE DIOS
MEDINA SIDONIA
DIÓCESIS DE CÁDIZ Y CEUTA.

Plaza de San Juan de Dios, sin número, 11.170 – Medina Sidonia (Cádiz) España.

Párroco: Rvdo. Joaquín Fluriach Domínguez.

Fundada en 1.959

MISAS:

lunes, martes, viernes y sábados: 20.00 h.
domingos y festivos: 11.00 h.

 BODAS:

2º y 3er sábado de mes a las 18.00 h.

 DESPACHO PARROQUIAL:

lunes y viernes: 18.00 a 19.30 h.

BAUTIZOS:

Primer y cuarto sábado de mes a las 18.00 h.

RESEÑA HISTÓRICA

La Iglesia se asienta sobre un terreno con ermita, dedicada a San Sebastián, donde estaba el cementerio de apestados, extramuros de la Ciudad. De esta ermita habla Barrantes Maldonado en 1.541 cuando, acompañando al Duque visita Medina “Otras muchas letras en piedras e antigüedades e ídolos muy grandes de mármol y de jaspe hay en Medina, ansi como el que está en la ermita de San Sebastián.

En 1.579 se asientan los religiosos Mínimos de San Francisco de Paula y los Hospitalarios de San Juan de Dios en los terrenos de la ermita. Posteriormente los Hospitalarios pasan al centro del pueblo, y escaseando allí las limosnas, cambiaron el convento con los Mínimos, que continuaban desde su fundación en la ermita.

En 1.650 los Hospitalarios establecen un hospital que terminan a principios del siglo XVIII tal como se conserva hoy en patio central e Iglesia.

Este hospital, el más importante de la comarca, estaba dedicado al Santo Nombre de Jesús; y en torno a él surge el barrio.

En 1.689, el presbítero don Cristóbal patricio de la Gasca, natural de Medina y canónigo de la Catedral de Cádiz, engrandece la Iglesia y la casa-hospital con donaciones, la iglesia, tal y como la contemplamos hoy, fue lo último en construirse.

De esta casa fue fundador y prior San Juan Grande.

DESCRIPCIÓN DE LA IGLESIA

Se trata de un conjunto dedicado a la vida conventual, con claustro y dependencias que acogían a los enfermos y la Iglesias de proporción armónica y muy bella en su conjunto. Es de planta de salón, de una sola nave que se ensancha en un antecrucero de planta execrada y con crucero que no sobresale del plano. Bóveda de cañón con lunetos y hermosa cúpula rebajada sobre pechinas que ocupa prácticamente la mitad de la Iglesia, descansando el resto sobre cuatro contrafuertes adosados a manera de altas columnas. En el crucero existen cuatro capillas y en los muros laterales dos hornacinas.

El altar Mayor se levanta sobre rellano y presenta retablo barroco de madera dorada con tres calles y ático. Representa el prototipo de altar propio, en su iconografía, de la Orden Hospitalaria, su autoría se atribuya Juan de Gatica. En la calle central, en camarín amplio y proporcionado, la imagen de Nuestra Señora de la Salud, del siglo  XVI y de autor anónimo. Traída por los religiosos y entronizada en este lugar, fue venerada como remedio de enfermedadades. Es de candelero con niño en brazos del siglo XVIII y de tamaño académico. Luce corona y cetro de plata del siglo XVIII. En las calles laterales, entre hermosas columnas, los arcángeles San Rafael (“medicina de Dios”) y San Miguel (“quien como Dios”), barrocos y de fina policromía. Sobre ellos San José y San Antonio de la misma época y en el ático, el tránsito de San Juan  de Dios. En el centro del retablo se abre un manifestador con la imagen del Niño Jesús en plomo, Titular del primitivo Convento. En la pared derecha del Altar Mayor, se aprecia un cuadro réplica de “los discípulos de Emaús” de Caravaggio.

La Capilla del Santísimo se encuentra en la primera capilla del crucero a la derecha del Altar Mayor. Presenta retablo y sagrario todo en mármol y jaspe con pilastras dóricas, de principios del siglo  XVII. En la hornacina central se venera la imagen de Santa Rosalía, de talla, del siglo XVIII, abogada de los enfermos. En esta capilla esta reservado para la adoración de los fieles al Santísimo Sacramento.

Capilla de la dolorosa, Se encuentra en la primera capilla del crucero a la izquierda del Altar Mayor. Presenta un retablo  de fines del siglo XVIII de cedro y caoba, en su color. Presenta tres calles y ático. Las imágenes que lo integran son San José, San Francisco de Paula y la Inmaculada. En el camarín central la imagen de nuestra Titular, Nuestra Señora de los Dolores, del siglo XVIII y de tamaño natural.

Capilla del Santísimo Cristo de la Reconciliación y Paz, se encuentra en la segunda capilla del crucero a la derecha del Altar Mayor. Es lo que queda de la primitiva ermita, del siglo XVI, dedicada a San Sebastián, y que fue integrada en el conjunto de la Iglesia cuando se construye en 1.689. Es de proporciones reducidas y se corona con una pequeña cúpula sobre pechinas donde se insertan los escudos de San Sebastián. Se venera en esta capilla la imagen de nuestro Titular, el Santísimo Cristo de la Reconciliación y Paz, crucificado de principios del siglo XVII, armonioso y muy bello en su anatomía, su autoría se atribuye al círculo de Juan Bautista Vázquez “el viejo”.

Otras imágenes son, en hornacina a la izquierda del Altar Mayor, la primitiva imagen de San Sebastián, del siglo XVI, cuya cofradía existía en 1.581 y cuya talla tiene el manierismo del de Berruguete. En hornacina a la derecha del Altar Mayor imagen de San Nicolás de Bari contemporánea.

PINTURAS:  Dos grandes lienzos con motivos de la vida de San Juan de Dios (su nacimiento y su vida como pastor) a ambos lados del coro; son de exquisito colorido y nada podemos decir de su autor ni escuela, aunque de factura del siglo XVII. Sobre  la imagen de San Nicolás de Bari, óleo de la Inmaculada, inspirado en Murillo, dedicado a las Hermanitas de los pobres por M. Rocafull, año de 1.878. Digno de mención es también un pequeño icono de Nuestra Señora de Montenegro, de factura bizantino italiana, del siglo XVII, y que presenta coronas de plata del siglo XVIII superpuestas; y cuadro del siglo XVIII que representa a San Juan Nepomuceno sobre la imagen de San Sebastián.

SACRISTÍA: Es rectangular con bóveda de cañón con lunetos. Presenta una cajonera de pino con tapa de caoba. Sobre ella, en una hornacina, imagen tallada, policromada y estofada de Nuestra Señora de la Salud. Es de factura cercana al taller de Villegas y es digna de Alonso Cano.

VASOS SAGRADOS: Portaviático de bella factura en plata sobredorada, barroco, del siglo XVIII con el escudo de la Orden Hospitalaria en el anverso y una custodia en el reverso. Cáliz en plata del siglo XVII y Copón del siglo XIX de estilo imperio.

La iglesia cerró al culto por problemas de conservación el 4 de abril de 2.014 trasladándose al salón parroquial que se habilitó como oratorio, el 18 de noviembre de 2015 comenzaron las obras de rehabilitación y el 17 de marzo de 2.016 en una ceremonia de acción de gracias presidida por S.E.R. don Rafael Zornoza Boy abrió de nuevo al culto.

 

iglesia
error: El contenido está protegido.